Posts etiquetados ‘Roland Garros’

El pulso se acelera de manera descontrolada. La mente se bloquea, no pensamos con claridad. Nos volvemos impulsivos ante ese exceso descontrolado de adrenalina. Nace la ansiedad y acabamos precipitándonos una y otra vez. Son algunas de las secuelas que vienen derivadas del alto nivel de exigencia al que nos vemos sometidos a diario.

La presión se vuelve tan terrible que puede convertirse en frustración si no se reflexiona a tiempo y se recupera la tranquilidad. Porque, al fin y al cabo, estamos luchando contra nosotros mismos. El enemigo está en casa. Y sólo nos queda reconocer nuestros errores y luchar hasta la extenuación para no apartarnos del camino soñado, el que tantas veces ha recorrido Rafa Nadal.

Rafa

El tenista español está acostumbrado a renacer. Tras siete meses en el infierno, sin competir, no ha perdido su humildad ni su capacidad de autocrítica. “Si no soy capaz de calmarme mis opciones serán las de ir a pescar a Mallorca”. Lo reitera, sin tapujos, todo un heptacampeón de Roland Garros que conoce, mejor que nadie, cómo someter a sus rivales en la arcilla de la Philippe Chatrier. Sólo así podrá recuperar su mejor juego, esa velocidad y precisión perfecta en sus golpes.

Demasiados errores, 95 en total, ante adversarios de segunda línea, como Brands, Klizan y Fognini en su primera semana en París. ¿Dudas? El gladiador de Manacor muestra una envidiable entereza mental en situaciones críticas. La máquina perfecta, como reconocía su última víctima en el torneo galo. Estamos ante el mejor jugador del año (seis títulos y ocho finales). Las derrotas y las críticas le hacen más fuerte, temible. Rafa suma 18 victorias consecutivas desde que perdiera su imperio en Mónaco a manos de Novak Djokovic.

 

¿Cuál es el secreto? Trabajar sin descanso, mejorar, encontrar esa regularidad en la pista. Así ha conseguido 55 triunfos en Roland Garros, tres menos que dos grandes tenistas como Nicola Pieatrangeli y Guillermo Vilas. Nadal es un vendaval. 41 títulos en tierra batida avalan su leyenda e infunden respeto, el mismo que profesa a todos sus rivales desde que dio sus primeros pasos en el circuito ATP. Ahí radica gran parte de su grandeza como profesional.

Nadal respira, se prepara para la batalla final. La semana decisiva comienza el lunes, el día de su cumpleaños. No se admiten más distracciones. La hora de la verdad ha llegado. El billete a cuartos pasa por superar al japonés Nishikori. En plena madurez, física y mental, Rafa se dejará la piel hasta el final. No quiere que se repita la pesadilla de 2009, cuando cayó derrotado en octavos ante Soderling. La única derrota del español en París. Aprendió la lección. Se agarrará a la arcilla francesa hasta desfallecer, como hizo en 2011 ante el cañonero Isner para derribarle en cinco sets. El campeón siempre responde a la exigencia más extrema.

Foto: http://www.rafapedia.com

Sígueme en Twitter, Facebook y Google Plus

La Costa Azul de Mónaco ya no habla español. Rafa Nadal se ha visto obligado a abdicar ante la explosividad del serbio Novak Djokovic, el nuevo Príncipe de la tierra batida de Montecarlo. La hegemonía del manacorí se ha extendido casi una década. 46 victorias consecutivas en este Masters 1000 y ocho títulos consecutivos avalan su leyenda, imborrable y, posiblemente, insuperable. Ni siquiera mitos como Borg o el gran Federer, ambos con 41 triunfos en Wimbledon, han llegado tan lejos. Por eso, el primer trofeo del tenista de Belgrado en la arcilla monegasca (6-2, 7-6) adquiere un peso tan importante.

nadal djokovic

Cambiar la historia siempre resulta muy costoso, sobre todo si te quedas a las puertas del éxito en dos ediciones (2009 y 2012). Sin embargo, Nole ha sido capaz de poner fin a la supremacía del mallorquín. Ha madurado, por algo es el número 1 del mundo. Aprende rápido y continúa mejorando. Se crece en los puntos decisivos. Sobrevive a la adversidad. Sabe sufrir. Ni siquiera sus molestias en el tobillo derecho le impidieron noquear al ruso Youznhy. Necesitó más de cuatro horas de partido, pero se levantó a tiempo, como hizo también en octavos ante Mónaco. A partir de ahí, cada vez más entero a nivel físico y mental, no ha tenido rival en la pista.

Djokovic avasalla. Ha ganado ocho de los nueve Masters 1000 que componen el circuito ATP. Únicamente se le resiste la pista dura de Cinccinati, donde ha caído derrotado en cuatro finales. Este año, de nuevo, intentará cambiar su destino. Aunque su obsesión es clara: levantar su primer título en Roland Garros, el único grande que le falta para completar el Grand Slam. Madrid y Roma serán un ensayo de primer nivel antes de la gran cita de París.

djokovic

¿Favoritos? Es muy probable que Nadal y Djokovic, con permiso de Federer y Murray, vuelvan a verse las caras en la Philippe Chatrier. El español, tras permanecer siete meses fuera de la competición, suma cinco finales y tres títulos (Sau Paulo, Acapulco e Indian Wells). Le falta aún chispa, pero ha demostrado, una vez más, que no tiene límites, al igual que el serbio, que ha conquistado Australia, Dubai y Montecarlo. La igualdad es máxima en sus enfrentamientos: 19 victorias para Rafa y 15 para Nole. No obstante, el dominio del manacorí todavía es abrumador en tierra batida, con un balance de 12-3. Montecarlo ha sido, por tanto, un anticipo del fuego cruzado que nos brindarán estos dos colosos del tenis. La batalla está servida.

Fotos: http://novakdjokovic.com/en/