Posts etiquetados ‘guerrero’

Ocho meses. Es lo que ha necesitado Rafa Nadal para poner el mundo del tenis a sus pies. En febrero, tras más de medio año sin competir por culpa de una dolorosa lesión de rodilla, regresaba a las pistas con el objetivo de recuperar sensaciones, de volver a sentirse jugador y disfrutar de un deporte que ama desde pequeño. Su vuelta fue inmejorable. Disipó dudas desde el primer instante y supo adaptar su juego a cualquier superficie, tanto en pista rápida como en tierra batida. Únicamente se le resistió la hierba de Wimbledon, donde sus heridas aún no han cicatrizado.

Nadal

Paso a paso, con una determinación admirable, comenzó a ganar o, más bien, a avasallar a sus rivales. Sin tregua, sin contemplaciones. Un auténtico huracán. Imparable. Insaciable. 65 victorias y tan solo tres derrotas. 10 títulos, incluidos dos Grand Slam: Roland Garros y US Open. 13 finales en 14 torneos. Inhumano, épico.

De febrero a octubre ha firmado su mejor temporada como profesional. Ha sido capaz de aventajar en 7.620 puntos a Novak Djokovic, quien ha tenido que ceder su trono ante el ímpetu y el tesón del tenista de Manacor. Curiosamente, el serbio le arrebató la corona el 3 de julio de 2011 en la gran final del All England Club. 824 días después, Rafa toma el mando en el mismo lugar, Pekín, donde se alzó con el oro en 2008. Mucho más agresivo y letal, inicia su tercer reinado al frente de la ATP. Esta vez, el balear agarrará aún más fuerte su cetro. Defiende 1.340 puntos hasta final de temporada frente a los 4.035 de su principal oponente.

 

Con 27 años, Nadal hace gala de una madurez extraordinaria. Su humildad es máxima. Sus 13 Grand Slam y 26 Masters 1.000 le han fortalecido, pero nunca ha perdido la perspectiva. Conserva los pies en el suelo y trata, a diario, de superarse. Un ganador nato que siempre agradece todo lo que está viviendo. Nunca mira para otro lado cuando se equivoca. Es sincero y directo, un luchador incansable. No se siente el mejor jugador del mundo. Sólo trata de crecer, de derribar barreras.

Inconformista por naturaleza, Rafa no ha llegado hasta aquí para detenerse. Las celebraciones quedan a un lado. Trabajo y más trabajo. Esa es su fórmula, la que le permite marcar una época plagada de éxitos. Y los que aún quedan por llegar: Shanghái, Miami, París-Bercy o la Copa de Maestros. El destino de un guerrero admirable.

Foto: www.20minutos.es

Sígueme en: TwitterFacebook Google Plus

Soluciones urgentes y efectivas para sobrevivir al tremendo desgaste que exige la competición. Es lo que busca el Real Madrid con la incorporación del alero norteamericano Tremmell Darden (31 años, 1,94) a su disciplina. El ex jugador de Zalguiris, harto de los impagos del club lituano, vuelve a nuestro país (ya jugó en Unicaja) para suplir al lesionado Martynas Pocius y aportar aire fresco en el puesto de tres, donde Carlos Suárez está teniendo, cada vez más, una presencia testimonial por sus enormes dudas.

No se trata de un anotador que busque demasiado protagonismo en ataque. Darden es, más bien, un experimentado guerrero que sabe frenar muy bien a los rivales. Por su altura podría ser considerado, incluso, como un escolta, pero lo cierto es que sus excelentes condiciones atléticas y su polivalencia le permiten imponerse en el puesto de alero. Con un salto descomunal (no se pierdan sus mates) y un físico extraordinario, el californiano es garantía de espectáculo en la cancha siempre que las lesiones le respeten. En Málaga, de hecho, dos lesiones en la mano izquierda cortaron su gran inicio en la Liga ACB y le impidieron disputar 12 partidos. Después, la llegada de Repesa, que no contaba con él, provocaron su marcha a Kaunas. Pero el estadounidense, de fuertes convicciones religiosas, no perdió la fe y Joan Plaza, ex técnico madridista, supo rentabilizar sus virtudes para convertirlo en pilar fundamental de su equipo, junto a otras grandes figuras como Popovic, Lafayette o Jankunas.

darden

Darden no es sólo un gran defensor porque tampoco le tiembla la muñeca en los momentos decisivos, cuando el balón quema. En los diez primeros partidos del Top-16 de la Euroliga, promedia 11 puntos, 3,4 rebotes y 12 de valoración en casi 23 minutos de juego, con unos excelentes porcentajes: 71% en tiros de dos y 55% en triples. Números que dejan patente su clase y su arduo trabajo en la pista, al igual que ya demostró en otras ligas, como la belga, australiana y francesa, en las que se proclamó campeón de Liga. Fue, precisamente, en el Nancy francés donde explotó definitivamente. 17 puntos, 6,5 rebotes, 2,2 asistencias y 1,9 recuperaciones por encuentro avalaron su fichaje por Unicaja. En su presentación, Darden reconocía que en baloncesto “no se puede ganar sin jugar bien en defensa”. Es justo lo que muchas veces ha recalcado Pablo Laso, que es consciente de la necesidad de dejarse la piel en labores defensivas para así tener opción de robar balones y correr el contraataque, la fórmula del éxito del técnico vitoriano.

Porque, seamos claros, el Madrid ya tiene de por sí un gran juego exterior, con Llull, Sergio Rodríguez, Rudy y Carroll como principales baluartes ofensivos. Artillería de lujo, poco más se puede pedir. Grandes virtudes que, eso sí, no pueden tapar los problemas del conjunto blanco a la hora de defender un alero alto de nivel, como Nocioni o Mickeal. Ante el mal momento de Carlos Suárez, Rudy se veía obligado a jugar en esa posición, en la que se echa en falta más físico, fuerza y peso. Se empezaba a acusar esa falta de rotaciones y había que mover ficha de inmediato. No se ha hecho en el puesto de cinco (veremos si desechar el fichaje de un pívot no acaba resultando contraproducente), pero sí en la posición de alero. Y es ahí donde Darden tiene mucho que decir, aunque sólo pueda jugar en la competición doméstica y no en el decisivo tramo final de la Euroliga, una vez cerrado el mercado de fichajes. En cualquier caso, el alero norteamericano debe adaptarse al sistema de juego de Laso y aceptar el rol que éste le marque para poder triunfar en su regreso a España. A su favor, desde luego, está su fe incondicional y su disciplina en el trabajo. Son los valores que definen a este guerrero, gran creyente y apasionado por las redes sociales, que promete volar muy alto en Madrid. Él marcará el límite.

darden zalguiris